FeedRSS

"XVIII CONGRESO MEXICANO DE OSTEOPOROSIS Y ENFERMEDADES METABÓLICAS OSEAS"

Guadalajara, Jalisco. del 9 al 12 de Marzo del 2018

Vaya al Contenido

Menu Principal:

 
Se estima que en todo el mundo u


Se estima que en todo el mundo una persona sufre una fractura osteoporótica cada 3 segundos, cada 22 segundos una fractura vertebral. Después de los 50 años, 1 de cada 3 mujeres y 1 de cada 5 hombres sufrirán una fractura en algún momento de sus vidas.
En México 1 de cada 5 mujeres y 1 de cada 8 hombres mayores a 50 años sufrirá una fractura osteoporótica.
En el caso de las mujeres, el riesgo de sufrir una fractura de cadera es mayor que el riesgo de padecer cáncer de mama, de ovario y útero en conjunto. A medida que la expectativa de vida aumenta para la mayoría de la población mundial, los costos financieros y humanos relacionados con las fracturas osteoporóticas aumentarán exponencialmente, a menos que se adopten medidas preventivas. (Página web IOF Latinoamérica)

¿Cuál es la idea que tiene usted acerca de la osteoporosis?, ¿Piensa que la osteoporosis es descalcificación?

Muchas personas piensan que la osteoporosis es una descalcificación, o falta de calcio en el hueso y eso NO es así.
Propiamente la osteoporosis es un aumento en la fragilidad del hueso y un aumento en el riesgo de fracturas. Es una enfermedad que afecta a todo nuestro sistema esquelético, en la cual el hueso pierde su calidad modificando la resistencia de este, ocasionando que la persona presente fracturas en cualquier hueso sin que necesariamente sea debido a una caída o golpe de alto impacto (también llamadas fracturas por fragilidad). Esta enfermedad puede presentarse en Mujeres y Hombres produciendo un efecto negativo en la calidad de vida y en su entorno social y familiar, debido a que las personas pierden su capacidad de moverse de manera independiente, necesitan entonces, la asistencia de familiares o cuidadores que los asistan para realizar sus actividades básicas de la vida cotidiana.

¿Cuáles son sus síntomas?

Generalmente la osteoporosis no duele y la persona no sabe de su condición antes de fracturarse, las fracturas se presentan y dependiendo de en qué hueso se haya dado la fractura, serán los síntomas, por lo que tendrá que asistir con los profesionales de la salud, los cuales le explicaran que es una fractura osteoporótica.
Cuando las fracturas se presentan en la Columna Dorsal o Lumbar se puede observar perdida de la talla, en ocasiones se modifica la posición de la columna (encorvada), se puede presentar sensación de tensión o contractura y dolor de leve a moderado; solo cuando existe una fractura aguda (colapso) van a presentar dolor muy significativo. Por todo lo anterior los médicos han denominado a la osteoporosis como una Enfermedad Silenciosa, puesto que el síntoma se presenta cuando ya se tiene la consecuencia de la enfermedad, en este caso la FRACTURA.
Otros factores que pueden generar de manera secundaria la osteoporosis es cuando se asocia con tratamientos con medicamentos y/o enfermedades metabólicas

¿Cómo se desarrolla?

Nuestros huesos al igual que todo nuestro organismo, se está renovando, es decir está sustituyendo material óseo viejo por células nuevas para mantener la calidad del hueso y así este proceso se presenta a lo largo de la vida. En general existe un balance entre destrucción de tejido óseo y sustitución por nuevo. Entre los 25 y 30 años aproximadamente el ser humano ha llegado a la cúspide de la mayor formación de su masa ósea (pico de masa ósea). A partir de esta etapa el mantenimiento de nuestros huesos (balance entre destrucción y producción) estará condicionado por diferentes factores en hombres y mujeres.
El incremento de la expectativa de vida, de 64 años en 1950 a 78 años en la actualidad se ha considerado uno de los principales factores de riesgo para desarrollar la enfermedad, puesto que interactuamos con la fuerza de gravedad por más años, con células que están envejeciendo y modificando su calidad ósea. Además la actividad física de la persona tiende a decrecer volviéndose más sedentaria.
Por otra parte este conjunto de factores comienzan a generar un impacto en la pérdida de la masa muscular, debilidad y disminución en la capacidad para caminar, realizar sus actividades básicas cotidianas, incrementando el riesgo de caídas, entrando en un circuito de deterioro de su calidad de vida.

¿Quiénes están en riesgo de padecer Osteoporosis?

Ambos géneros (mujeres y hombres) pueden padecer la enfermedad, pero esto varía debido a diferentes situaciones que se dividen en riesgos, entendiendo esto como la posibilidad de desarrollar la enfermedad si cuenta con estas condiciones. Se han dividido estos riesgos en no modificables (fijos) y modificables (aquellos que se pueden cambiar).

Riesgos fijos (no modificables):

Edad
Genero
Historia familiar de osteoporosis
Fracturas previas por osteoporosis
Climaterio
Tratamientos a largo plazo con glucocorticoides (cortisona)
Artritis Reumatoide
Hipogonadismo primario o secundario en hombres (disminución en la producción de hormonas sexuales masculinas)

Riesgos Modificables:

Consumo de alcohol
Tabaquismo
Bajo índice de masa ósea
Mala nutrición
Deficiencia de Vitamina D
Trastornos de hábitos de alimentación
Insuficiente ejercicio
Consumo de dieta baja en Calcio
Caídas frecuentes

Si quiere conocer más acerca de estos factores de riesgo haga click aquí

DESCRIPCIÓN DE FACTORES DE RIESGO

EDAD

Conforme las personas van aumentando su edad el proceso de envejecimiento celular va en incremento, es por este motivo que una de los factores de riesgo más importante para desarrollar osteoporosis es esta.

GENERO

Se ha observado que genéticamente la forma de la estructura del hueso del hombre es más resistente que el de la mujer.
Por otra parte el comportamiento hormonal de la mujer genera un cambio brusco y súbito (climaterio) que impacta de manera importante en la calidad y la resistencia de su hueso, mientras que en los hombres los cambios hormonales aunque se presentan, no son de manera brusca, sino de forma más paulatina, por lo tanto la calidad y resistencia ósea se verán afectadas en una etapa más tardía.

El CLIMATERIO.

En esta etapa de la vida, las mujeres comienzan a vivir cambios hormonales, decreciendo así la producción de las hormonas. Hay tres periodos que se presentan: el primero es la pre-menopausia donde hay irregularidades en el ciclo menstrual, el segundo es la menopausia, se define como la ausencia de sangrado de forma natural durante un año, el último periodo es la post-menopausia es el periodo posterior al año de ausencia de sangrado y su final no está definido, por ser el periodo de infertilidad permanente de la mujer.
En un estudio realizados en México (AMEC), la edad promedio para que la mujer mexicana se encuentre en menopausia es de 48 años; según cifras de la Encuesta Nacional de Salud 2012, existen alrededor de 6.3 millones de mujeres entre los 45 y los 54 años, es decir, en la etapa de la menopausia.
Hay algunos casos donde las mujeres presentan una menopausia prematura por falla ovárica temprana, o por haber sufrido una cirugía donde se tenga que extirpar ambos ovarios, produciendo una menopausia quirúrgica.
Todas estos cambios hormonales impactan de manera directa en la calidad y resistencia de nuestros huesos de manera que se ha observado que una mujer puede llegar a perder por año el 5% de su masa ósea, durante los primeros 5 años del climaterio siendo este un motivo primario de osteoporosis.
Aquellas mujeres que durante esta etapa de vida reciben algún tratamiento de reemplazo hormonal, se han beneficiado con la disminución del porcentaje de perdida de la masa ósea, como lo han demostrado los estudios realizados a mujeres con tratamiento en comparación con el grupo de personas que no lo han recibido.
Sabemos que durante esta etapa de la vida las mujeres presentan una variedad de síntomas que las llevan a acudir con su Ginecólogo para resolver o mejorar estos síntomas. Desafortunadamente las modificaciones en el hueso no presentan síntomas, como ya lo hemos mencionado anteriormente.

Deficiencia en la producción de hormonas sexuales en el Hombre (PADAM, ADAM, SLOH Y TDS)

La definición más aceptada para el hipogonadismo (disminución de la función hormonal de los testículos) asociado a la edad avanzada en el hombre es: El conjunto de síntomas en el hombre asociado a edad avanzada y caracterizado por deficiencia en los niveles de andrógenos (hormonas masculinas) que puede resultar en alteraciones significativas en la calidad de vida, y que afecta en forma adversa la función de múltiples órganos del varón.

Estudios realizados en México plantean una prevalencia de los síntomas en 34% de los adultos, y cuando se clasifican por grupos de edad, es de 8.8% en los cuarentas, 41.6% en los cincuentas y 52.7% a partir de los sesentas. La Asociación Europea de Urología caracteriza el hipogonadismo en el adulto mayor principalmente por:

1. Deseo sexual disminuido, con una menor calidad y frecuencia de las erecciones particularmente las nocturnas.
2. Cambios en el estado de ánimo con un concomitante decremento en la actividad intelectual y funciones cognitivas, orientación y habilidad espacial, fatiga, estado de ánimo depresivo e irritabilidad.
3. Alteraciones del sueño.
4. Disminución de la masa corporal magra con una asociada menor fuerza y volumen muscular.
5. Aumento en la grasa visceral.
6. Alteraciones cutáneas y pérdida del vello corporal.
7. Menor densidad mineral ósea que resulta en osteoporosis y mayor riesgo de fracturas óseas.

Revista mexicana de urología, vol. 71. 2011

ESTILO DE VIDA

En la época actual nuestro estilo de vida, ha ido sufriendo un cambio debido a los mecanismos de adaptación que necesitamos desarrollar para actuar en nuestro medio ambiente. Así el exceso de trabajo, las tensiones personales y otros, han generado que el consumo de tabaco, alcohol, la nutrición deficiente, comida chatarra, alimentos bajos en calcio o con exceso de proteínas y fibra, la ingesta de bebidas carbonatadas, el incremento del sedentarismo (aumento de práctica de video juegos substituyendo la actividad física y la práctica deportiva, etc.). Formen parte de estos mecanismos de adaptación. Estos impactan en nuestro organismo favoreciendo el incremento de la pérdida de la calidad y la resistencia ósea, aumentando el riesgo de fractura, y por ende, tiene un impacto en la calidad de vida.

FACTORES DE OSTEOPOROSIS SECUNDARIA

ENFERMEDADES


Existen más de 60 enfermedades relacionadas con la disminución de la calidad y resistencia ósea, que pueden clasificarse en enfermedades endocrinas ( diabetes, síndrome metabólico, obesidad, alteraciones de la tiroides, paratiroides y glándulas suprarrenales, deficiencia de vitamina D), enfermedades reumáticas ( artritis reumatoide, lupus eritematoso generalizado, espondilitis anquilosante, etc.), enfermedades del sistema músculo-esquelético (sarcopenia, distrofias, síndrome de debilidad en el anciano, etc.), sólo por mencionar algunas.

MEDICAMENTOS

Algunos medicamentos como la cortisona o sus derivados, la sobredosis de hormonas tiroidea, anticonvulsivantes, quimioterapia, medicamento contra cáncer principalmente de mama y de próstata y el excesivo uso de antiácidos que contengan sales de aluminio, así como los que inhiben la acidez gástrica (omeprazol y ranitidina) pueden incrementar la probabilidad de desarrollar osteoporosis, si no son utilizados de manera adecuada. Estos medicamentos se deberán tomarse bajo estricta supervisión de su médico

 

¿Cómo se puede prevenir?

Es importante entender que la formación de la masa ósea inicia desde la gestación. A la mujer embarazada se le deben evaluar sus niveles de vitamina D3 y de calcio, si estos no son los adecuados necesitara suplementarse, para tener los niveles óptimos.
Esto último permite generar que el desarrollo de las células óseas y musculares se produzcan de forma eficiente. También es muy importante por lo mismo que durante la lactancia materna la madre continúe con esta suplementación. Si la alimentación es por formula él bebe deberá ser valorado en sus niveles de Vitamina D.

Más información has click aquí

En relación al desarrollo psicomotor, es importante fomentar el desarrollo del movimiento de una manera sana y completa evitando el uso excesivo de sillas o accesorios para el traslado en el primer año de vida de la persona. Esto debido a que pueden restringir sus posibilidades de desarrollar hábitos de movimiento eficientes. Respetar las etapas de madurez neurológica facilita que no se presenten  deficiencias en los hábitos posturales, ya que estos impactan en la estructura ósea y muscular. Lo último favorece a tener deficiencia de apoyos e incremento de caídas, durante la infancia.
Durante los primeros años  es necesario construir hábitos de nutrición adecuados basándonos en las recomendaciones del plato del bien comer, así como  fomentar la disminución del sedentarismo y evitar el uso de video juegos por más de 20 min al día.
En la adolescencia y la etapa del adulto joven es necesario continuar con buenos hábitos de nutrición y con la actividad física contra gravedad. Se debe evitar el exceso de deportes extremos que favorezcan a presentar una fractura por trauma de alto impacto, así como el consumo de tabaco, consumir más de 3 tazas de 250ml de café, té negro, o té verde al día. Tampoco se recomienda consumir más de 3 onzas de alcohol o vino de mesa al día (21onzas a la semana).
Si se tiene problemas hormonales también es importante acudir con los médicos especialistas  en osteoporosis que puedan valorar el impacto que tienen dichos problemas en tu masa ósea. 

 

¿Cómo se trata?

 

El tratamiento de esta enfermedad consiste en un tratamiento multidisciplinario, el medico hará una evaluación adecuada para poder valorar a la persona de forma individual.

 

Más información has click aquí

El mantener una comunicación adecuada con el médico para resolver cualquier duda.
Además la evaluación física, realizada por los especialistas en medicina física y de rehabilitación, así como por los educadores somáticos. En ella se valorara su habilidad de movimiento, si presenta dificultades posturales, si los hábitos que ha desarrollado resultan ineficientes para generar otros que se vuelva más útiles. Para que el individuo comprenda lo importante de mejorar su movilidad y su actividad física y así construir una calidad de vida que le permita ser más independiente.
La intervención de los nutriólogos genera una parte fundamental, ya que abordaran las opciones que tienen para cambiar sus hábitos de alimentación, dándoles a conocer y entender el porqué de estos cambios para continuar construyendo una mejoría o un menor deterioro en su calidad ósea. En los casos necesarios el trabajo de psicología o psiquiatría apoyaran a la persona a entender los proceso de dificultad por los que está pasando, para que pueda construir su seguridad que forma una pilar importante en su vida.

El éxito de un tratamiento depende al 100 % de los siguientes puntos esenciales:

  1. Entender que para que algo funcione se necesita del compromiso de la persona en querer cambiar y mejorar, que ella lleva la parte más importante y única para poder ejecutar estas acciones.

  2. El tener un adecuado diagnóstico y un tratamiento individualizado, elaborado por profesionales éticos de la salud.

  3. La persona necesita llevar el tratamiento farmacológico como se le ha explicado que lo realice.

  4. Necesita entender la importancia de mejorar su movilidad siguiendo todas las opciones que se le dieron en este sentido.

  5. La utilidad del cambio de hábitos de nutrición, incluyendo los alimentos más útiles para ella en este momento de su vida, y eliminar paulatinamente aquellos que no son adecuados.

  6. El mantener una comunicación con los profesionales que le están indicando los tratamientos, resolviendo con cada profesional de la salud las dudas que le surjan, es decir, con el medico los tratamientos farmacológicos, con medicina física y rehabilitación y educadoras somáticas, la actividad física y cambio de hábitos de movimiento, con la nutrióloga todo lo que respecta a alimentación.



¿Cuáles son los médicos que diagnostican?

 

Algunos médicos generales conocen como diagnosticar y tratar la enfermedad, en caso necesario referirán al especialista correspondiente.

Dentro de las especialidades médicas que se han involucrado en esta enfermedad son: endocrinología, ginecología, reumatología, medicina interna, nefrología, ortopedia y traumatología, geriatría, médicos en medicina física y rehabilitación.

 

¿Quiénes dan tratamiento?

 

1.-El tratamiento farmacológico: medicina general, medicina interna, endocrinología, ginecología, reumatología, nefrología, ortopedia y traumatología, geriatría, médicos en medicina física y rehabilitación.

2.-El tratamiento de movimiento y actividad física: medicina física y de rehabilitación, terapistas físico y educadores somáticos.

3.-Cambio de  hábito en la alimentación: nutriólogos.

 

 

 La AMMOM es  una sociedad multidisciplinaria donde contamos con cada uno de las especialidades anteriormente mencionadas. En el directorio de socio de AMMOM usted podrá verificar los datos de reconocidos médicos, nutriólogos, terapistas físicos y educadores somáticos mexicanos especializados en el tratamiento de la osteoporosis, en toda la república.

 
 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal